Get Adobe Flash player

Inicio de sesión

 

Inicio

En defensa de nuestro territorio

Hemos visto en los últimos días las movilizaciones de organizaciones ambientalistas, en defensa del arroyo Bruno. Movilizaciones que mueven a todos los guajiros, pues somos nosotros los dolientes y afectados de un territorio que cada día muere a causa de la expansión minera quienes son los que se vienen apoderando de nuestros territorios; Como diría un viejo amigo palabrero Kasama Epinayu - “se están llevando nuestra armonía y nuestra tranquilidad”.
Por su parte la multinacional Cerrejón explica que las obras consisten en intervenir, parcialmente, el cauce natural del Arroyo Bruno, desviando 3,6 kilómetros a una distancia de 720 metros de su rambla natural con el fin de extraer y mantener la producción anual de 35 millones de toneladas de carbón y contribuir a las metas de exportación del gobierno.
También afirma que ya se llevó a cabo el proceso de consulta previa con la comunidad de Campo Herrera, única comunidad identificada por el Ministerio del Interior como potencialmente impactada, siguiendo la legislación colombiana y los estándares adoptados por la compañía. A todo esto, es lo que preguntaríamos y ¿dónde está el ente rector del ambiente del departamento de la Guajira? ¿Tiene la guajira estudios serios sobre el subsuelo? ¿Cómo es que un ente rector del ambiente puede dar permisos para que hagan todo el daño al ambiente? En la ignorancia y lógica nuestra se queda una frase que nos da vueltas y vueltas “medio ambiente” y hemos preguntado en muchas ocasiones ¿y la otra mitad? Suena chistoso, pero sí, señores, nos estamos comiendo a nuestro planeta y aun así hay muchos de brazos cruzados que aún no ven todos los daños que le estamos haciendo a nuestra madre tierra.

Con toda esta realidad ambiental por la que atraviesa nuestra guajira, hay quienes todavía no salen a defender el territorio. Hoy es el arroyo BRUNO, también hoy es la exploración sísmica en el municipio de Maicao en 121 comunidades wayuu, en territorio resguardados. ¿Sísmica? Se trata de exploraciones a la tierra introduciendo cargas de simigel (Es un explosivo denso tipo sísmico parecido a la dinamita) con estas exploraciones en el municipio de Maicao se busca nuevas conquistas de hidrocarburos y despojo del territorio. “Nuestra Mma esa que tanto hemos defendido hoy la hemos estado entregando por nada” no saben nuestras autoridades wayuu que las descargas que harán en el territorio agrietarán a la tierra llevando a que las aguas subterráneas se vallan a profundidades o que vallan a nuevos nacederos lejos de donde la tenemos. Ya vimos en el 2014 un desastre ambiental en el Departamento del Casanare que al principio culparon al fenómeno del niño, luego a las fincas y dueños de cultivos de palma de aceite. Amigos aún estamos a tiempo de prevenir un desastre ambiental. Las lluvias han llegado con gran fuerza y quizás nadie le preste atención a la problemática que se nos puede presentar en el futuro.
¡No a la exploración sísmica, si a la vida en todas sus formas!

VISITANTES